bicarbonato de sodio

Uso del bicarbonato de sodio durante el embarazo

El embarazo es una de las etapas más importantes para cualquier mujer, va cargada de experiencias y sensaciones distintas, en suma a la espera que representa la llegada del nuevo ser. Asimismo, es una etapa de cuidados especiales, a veces se deben dejar algunas actividades para garantizar la seguridad del bebé.

Incluso, se hace necesario hacer cambios en la alimentación, no solo para seguir una dieta balanceada, también puede ser útil eliminar ciertos ingredientes o sustancias que antes podían ser completamente seguros, pero para el desarrollo y salud del bebé no es así.

Al respecto, surgen muchas dudas, es muy normal que las futuras madres se preocupen y se pregunten sobre la seguridad de lo que emplean, por ejemplo, el carbonato ácido de sodio o bicarbonato de soda, conocido de forma común como el bicarbonato de sodio.

Este producto tiene una gran cantidad de aplicaciones caseras, es muy normal utilizarlo en el hogar para muchos fines, como en la cocina, allí funciona como un ingrediente para la fermentación, permite que panes y galletas crezcan.

También es muy utilizado en el área de la limpieza, ya que sus propiedades lo hace un ácido suave, es decir, una base ideal para la higiene en varias áreas de una casa. Por ejemplo, se puede cubrir o espolvorear en la alfombra antes de aspirar para desaparecer los olores, como pasta para la limpieza de las baldosas o las suelas de los zapatos es igualmente excelente.

¿Se puede utilizar el bicarbonato de sodio durante el embarazo?

Si, este producto químico resulta inofensivo para el feto, así que se puede continuar su uso durante el embarazo, con las mismas aplicaciones, tanto como ingrediente para la preparación de alimentos, como para la limpieza e higiene del hogar.

Incluso, se abre la posibilidad de otra aplicación que es inherente al embarazo, pues muchas mujeres sufren de acidez durante esta etapa, situación que puede ser bastante incómoda. Pero el bicarbonato de sodio se convierte en el mejor aliado, ya que funciona como una excelente cura.

Para esto, solo se vierte ¼ o ½ cucharada del bicarbonato en medio vaso de agua y se consume, lo importante es que esté completamente disuelto. Solo hay que tener cuidado en las situaciones donde el médico haya recomendado una dieta con restricción de sodio, en este caso, lo mejor es preguntar al especialista si conviene usar el bicarbonato de sodio con esta aplicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *